• Se espera que la economía estadounidense haya crecido un modesto 0.4% en el segundo trimestre.
  • Una segunda lectura negativa consecutiva indicará que Estados Unidos está en recesión.
  • La fortaleza o debilidad del dólar estará directamente relacionada con el sentimiento de los mercados.

El jueves 28 de julio se publicará en Estados Unidos la estimación preliminar del Producto Interior Bruto del segundo trimestre. Se espera que la economía haya crecido a un ritmo anualizado del 0.4%, mejorando la caída del 1.6% del primer trimestre.

Los datos macroeconómicos, sin embargo, apuntan a un mayor riesgo a la baja para la economía, especialmente las cifras relacionadas con la última mitad del trimestre, ya que el gasto se redujo considerablemente. Una cifra negativa significará que EE.UU. se encuentra en una recesión técnica, definida como dos trimestres consecutivos con lecturas negativas del PIB.

Tras el primer año de la pandemia, las economías mundiales florecieron. Estados Unidos se expandió sustancialmente a lo largo de 2021, pero perdió impulso a finales de año. En un principio se achacó la desaceleración a los problemas de la cadena de suministro y a los cuellos de botella, junto con un gasto impactante que provocó una mayor inflación. Los banqueros centrales esperaban que esta última fuera temporal, y se dieron cuenta demasiado tarde de que habían errado a lo grande.

Tampoco previeron que la decisión de Rusia de invadir Ucrania y crear una crisis mundial de energía y alimentos seguiría alimentando las presiones sobre los precios. Los bancos centrales se apresuraron a realizar un ajuste cuantitativo, pero las cosas no mejoran. La inflación entre las economías desarrolladas sigue alcanzando máximos de varias décadas mientras la actividad empresarial se contrae.

¿Esperanzas efímeras?

En este escenario, hay una pequeña posibilidad de que la economía estadounidense se expanda modestamente en el segundo trimestre del año. Sin embargo, mantener el crecimiento en el tercer trimestre del año parece poco probable.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo que el país no está en recesión, sino en “un periodo de transición en el que el crecimiento se está ralentizando”: “Una recesión es una contracción de base amplia que afecta a muchos sectores de la economía. Nosotros no tenemos eso”, añadió. Y de hecho, algunos sectores de la economía van bien. La creación de empleo ha sido robusta en los dos últimos años, mientras que la actividad empresarial se desaceleró pero sigue en territorio de expansión.

Una cifra que señale crecimiento indicará que EE.UU. se está saltando una recesión, pero cualquier cifra por debajo del 1% supondrá un escaso alivio para los preocupados por la desaceleración económica. Más bien sólo servirá para ganar un poco más de tiempo.

Escenarios posibles para el dólar

En general, el dólar tiene más posibilidades de apreciarse en un entorno de aversión al riesgo que de caer en medio de malos datos locales. El euro es el rival más débil del dólar, ya que la agitación local limita la demanda. En caso de que el dólar se aprecie, vender el EUR/USD parece la mejor opción.

El franco suizo, la libra esterlina y el dólar australiano se encuentran en el otro extremo del rango. La caída del dólar y el resurgimiento de los valores harán que el AUD/USD sea la opción preferida, mientras que, en el caso de que los valores caigan, la atención debería dirigirse al franco suizo y a la libra esterlina.

Invierta en La Bolsa de Valores, Mercados Bursatiles, Fondos Indexados, Criptomonedas, Acciones y muchos activos más.

Regístrate Gratis y Obtén Señales, Cursos, Asesoría personalizada y mucho más.

Regístrate y Compra Acciones de Grandes Empresas , Activos de Forex, Criptomonedas, Materias primas entre muchos Otros.