Manila, 26 may (.).- El presidente electo de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr., nombró al actual gobernador del Banco Central, Benjamin Diokno, como futuro ministro de Finanzas, que será el encargado de dirigir las cuentas públicas en un momento de zozobra fiscal tras la crisis derivada de la pandemia.

“Me esforzaré para continuar equilibrando de manera prudente, por un lado, la necesidad de estimular el crecimiento económico y, por otro, mantener la disciplina fiscal”, explicó Diokno este jueves en un comunicado.

Diokno, de 74 años, formó parte del gabinete del presidente saliente, Rodrigo Duterte, como secretario de Presupuestos, y en 2019 fue nombrado gobernador del Banco Central de Filipinas con un mandato hasta 2023.

El economista, que cuenta con una dilatada carrera como asesor económico en sucesivas administraciones desde 1986, hereda unas cuentas públicas bajo presión fiscal y necesitadas de ingresos, ya que la deuda pública aumentó casi un 20 % desde 2019 a raíz de la crisis económica provocada por la pandemia, que castigó con especial fuerza a Filipinas.

“Antes de la pandemia, Filipinas estaba en transición hacia una economía de renta media-alta (…) Mientras el país cambia de administración, mi visión es que la continuidad de políticas macroeconómicas y fiscales coherentes son importantes para conseguir una economía postcovid fuerte, que todos queremos”.

En una rueda de prensa a la que invitó a un número limitado de medios, Marcos Jr. aseguró hoy que la “distribución de la riqueza no ha sido equitativa” en el país, pero no precisó ninguna medida para luchar contra la desigualdad.

Filipinas adolece de altas tasas de desigualdad económica, superiores a las de sus países vecinos, según datos del Banco Mundial, que en 2018 adjudicó un índice Gini -medidor de la desigualdad- de 42,3 a Filipinas, frente al 35,4 de Tailandia y el 35,7 de Vietnam.

Marcos Jr. se ha comprometido a seguir con las inversiones en grandes proyectos de infraestructuras del presidente saliente, Rodrigo Duterte, aunque no ha explicado en detalle el rumbo económico y fiscal que desea seguir.

Antes de las elecciones del pasado 9 de mayo, el Departamento de Rentas Internas indicó que la familia Marcos debe unos 203.000 millones de pesos filipinos (3.899 millones de dólares o 3.503 millones de euros) en impuestos del patrimonio impagados, algo que ellos niegan.

La familia del presidente electo también ha sido acusada de beneficiarse de los 10.000 dólares (unos 9.355 millones euros) que Ferdinand Marcos padre se estima que expolió durante sus años en el poder (1965-1986).

Invierta en La Bolsa de Valores, Mercados Bursatiles, Fondos Indexados, Criptomonedas, Acciones y muchos activos más.

Regístrate Gratis y Obtén Señales, Cursos, Asesoría personalizada y mucho más.

Regístrate y Compra Acciones de Grandes Empresas , Activos de Forex, Criptomonedas, Materias primas entre muchos Otros.