• Los activos de alto rendimiento regresan mientras la Reserva Federal de EE.UU. se mantiene firme.
  • Los signos de desaceleración del crecimiento económico y la persistente inflación fueron ignorados temporalmente.
  • La recuperación del EUR/USD no llega a confirmar una continuación alcista a medio plazo.

El par EUR/USD avanzó por segunda semana consecutiva, después de haber tocado fondo en el mínimo de varios años de 1.0348 a mediados de mayo, para cerrar por encima de 1.0700. La debilidad del dólar en general estuvo detrás del avance, ya que la moneda estadounidense se vio presionada a pesar de la persistente aversión al riesgo.

Los inversores se mostraron cautelosos, ya que los datos macroeconómicos apuntaban a una ralentización del crecimiento económico y a la persistencia de las presiones inflacionistas, mientras que los temores de recesión se sumaban al panorama mundial. Sin embargo, Wall Street logró recuperarse, y los principales índices bursátiles registraron importantes ganancias semanales tras una racha de seis semanas de pérdidas.

La Fed no sorprende, el BCE canta la misma canción

Los escasos datos estadounidenses y una Reserva Federal menos agresiva de lo previsto fueron los responsables de la caída del dólar y del avance de las acciones. La Fed publicó las minutas de la reunión de mayo, y el documento mostró que los responsables de la política monetaria están dispuestos a seguir subiendo la tasa oficial en 50 puntos básicos cada vez, a la vez que abren la puerta a pasar de una postura neutral a tipos restrictivos. Sin embargo, también expresaron su preocupación por el hecho de que una política monetaria más restrictiva pueda provocar inestabilidad en los mercados financieros.

En algún momento, los funcionarios señalaron que la Fed estaría “bien posicionada a finales de este año” para reevaluar el efecto de la política actual sobre la inflación. Tras este anuncio, los participantes del mercado se apresuraron a valorar una pausa en las subidas de tasas en septiembre, algo que sugirió Raphael Bostic, de la Fed de Atlanta, antes de la publicación. Bostic suele ser tildado de halcón, probablemente la principal razón por la que sus palabras tuvieron tanto impacto en los mercados. Las acciones subieron por el alivio que supuso para los inversores una Fed no tan agresiva, mientras que la demanda de activos de refugio seguro disminuyó.

Por su parte, el Banco Central Europeo sigue preparando el terreno para una subida de tasas a principios del tercer trimestre, poco después de poner fin al programa de compra de activos en curso. Su presidenta, Christine Lagarde, anticipó que probablemente estarían en condiciones de abandonar los tipos de interés negativos a finales del tercer trimestre. Esto significa al menos dos subidas de 25 puntos básicos entre julio y septiembre.

Lo que dicen los fundamentos

Desde el punto de vista macroeconómico, no hay razones que apoyen la continuación de la subida de los activos de alto rendimiento, ni de la renta variable ni de la moneda común. Para cuando el Banco Central Europeo salga de los tipos negativos, Estados Unidos tendrá una tasa de interés de aproximadamente el 2% si todo va como está previsto. Además, la guerra actual en Ucrania no hará más que agravar las turbulencias económicas, aunque eso pasará factura tanto a la UE como a EE.UU. La escasez de petróleo y otras materias primas está ejerciendo una presión adicional sobre los precios, y no hay indicios de que la situación vaya a cambiar en un futuro próximo.

La posible recuperación del dólar tiene truco. El mercado hace tiempo que valoró en el precio una política monetaria súper ajustada de la Fed. Cualquier cosa que no sea más agresiva será vista como pesimista. El BCE, por su parte, tiene múltiples opciones para ser más agresivo, aunque las posibilidades de que eso ocurra son escasas por el momento. En este escenario, los datos macroeconómicos pueden ser más relevantes.

Durante la próxima semana, la atención se centrará en la inflación. Alemania y la UE publicarán las estimaciones preliminares de su índice de precios al consumidor IPC de mayo, y en ambos casos se espera una aceleración en términos anuales. Alemania y la UE también publicarán las ventas minoristas de abril, mientras que la UE dará a conocer el índice de precios al productor IPP de abril. En EE.UU. se publicarán los PMIs oficiales de mayo y el informe de nóminas no agrícolas NFP de mayo.

Perspectiva técnica del EUR/USD

Hasta el momento, la caída del dólar parece correctiva, al menos desde una perspectiva técnica, ya que la divisa alcanzó condiciones de sobrecompra tras subir desde principios de año. Sin embargo, no está lejos de confirmar un posible suelo.

El par EUR/USD llegó a cotizar en 1.0764, retrocediendo antes del cierre semanal desde el 50% de retroceso del movimiento de 1.1184/1.0348 en torno al nivel mencionado. Según el gráfico semanal, el avance sigue considerándose correctivo. Los indicadores técnicos avanzan dentro de niveles negativos, recuperándose de las lecturas de sobreventa extrema, pero todavía muy por debajo de sus líneas medias. Al mismo tiempo, el par se mueve por debajo de todas sus medias móviles, con la SMA 20 dirigiéndose firmemente hacia abajo en torno a 1.0960.

El movimiento alcista ha perdido fuerza, según el gráfico diario. El indicador Momentum retrocede tras acercarse a lecturas de sobrecompra, mientras que el indicador RSI se mantiene plano en torno a 55. La SM 20 apunta ligeramente al alza por debajo del nivel actual, pero las medias móviles más largas mantienen sus pendientes bajistas muy por encima del nivel actual.

Los compradores han defendido la caída en torno al 38.2% de retroceso de la mencionada caída en 1.0670. El par perforó brevemente el nivel antes de rebotar. Un nuevo intento por debajo del nivel probablemente espantará a los alcistas y expondrá el siguiente soporte de Fibonacci en 1.0545.

Por otro lado, si el par logra extender las ganancias más allá de 1.0770, las posibilidades de una continuación alcista hacia 1.0860 deberían aumentar. Una extensión por encima de este último nivel abriría la puerta a una prueba de la zona de precios de 1.0940/60.

EURUSD

EUR/USD Encuesta de sentimiento

Según la Encuesta de Previsión de Divisas de FXStreet, el par EUR/USD podría extender sus ganancias a corto plazo, pero luego reanudará su descenso. Los alcistas representan el 50% de los expertos encuestados en la perspectiva más corta, con un objetivo medio de 1.0744. Sin embargo, los que apuestan por un avance continuado disminuyen al 24% y al 30% en las perspectivas mensual y trimestral. En ambos casos, los bajistas están por encima del 50%, aunque el par se ve en una media de 1.0610/40.

El gráfico de resumen general muestra que los bajistas pierden adeptos. La media móvil semanal es alcista, mientras que las más largas se han vuelto planas. En la perspectiva mensual, sin embargo, se acumulan más objetivos alrededor o por debajo del objetivo actual, mientras que el rango favorecido en la visión más amplia es 1.0400/1.0800. Las posibilidades de una recuperación más allá del nivel de 1.1000 siguen sin estar a la vista, ya que sólo unos pocos analistas encuestados anticipan dicha recuperación.

sentimiento

Invierta en La Bolsa de Valores, Mercados Bursatiles, Fondos Indexados, Criptomonedas, Acciones y muchos activos más.

Regístrate Gratis y Obtén Señales, Cursos, Asesoría personalizada y mucho más.

Regístrate y Compra Acciones de Grandes Empresas , Activos de Forex, Criptomonedas, Materias primas entre muchos Otros.