Madrid, 1 jun (.).- Cada euro que las aseguradoras invierten en investigar posibles reclamaciones fraudulentas de sus clientes evita a estas empresas el pago de 37 euros, que al final acaban sufragando el resto de clientes, los que no defraudan.

Esta es una de las principales conclusiones de un informe publicado este miércoles por la patronal del seguro español, Unespa, con datos de Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA), que añade que los ramos de automóviles y de responsabilidad civil son los que registran más intentos de engaño.

Según los datos de ICEA, un 66 % de los casos de fraude investigados se da en el seguro del automóvil, que es obligatorio, en tanto que la categoría de “diversos”, que incluye hogar, comercio, comunidades de propietarios, empresas y responsabilidad civil, concentra un 30 % de las reclamaciones.

Otro 3 % de los intentos de fraude se produce en los ramos de vida, accidentes y salud, los llamados seguros personales.

La inversión media que hace una aseguradora en la investigación de un fraude es de unos 59 euros, aunque depende del ramo, ya que en los seguros personales el gasto medio supera los 38 euros por caso y en autos, asciende a 66 euros.

El pago fraudulento evitado por investigación es de 37,30 euros por cada euro invertido, pero también varía en función del tipo de seguro analizado, ya que en los seguros personales son unos 243 euros, mientras que en automóviles esta cuantía no llega a 29 euros.

En cuanto al tipo de fraude que se intenta cometer, en automóviles, el más habitual es la ocultación de daños preexistentes, que ocurre en un 39 % de los casos analizados, seguido de las reclamaciones desproporcionadas, que se dan en un 23 % de las ocasiones.

Entre las pólizas de diversos, categoría que engloba los seguros de multirriesgos, lo más frecuente son los siniestros simulados (27 %).

Asimismo, los intentos de estafa en seguros personales (vida, accidentes o salud) suelen ocultar lesiones o daños preexistentes, como ocurre en un 69 % de los casos.

En concreto, el sector calcula que nueve de cada 100 accidentes de tráfico con daños corporales encubren un intento de fraude.

Asimismo, en torno a seis de cada 100 denuncias de robo de vehículos son falsas y el 2,22 % de los daños materiales en vehículos son fraudulentos.

Si se toman como referencia las cuantías reclamadas en lugar del número de expedientes tramitados, el seguro del automóvil sigue en cabeza, ya que se considera que el 11 % de los importes solicitados a las aseguradoras por la sustracción de un vehículo podría tener algún componente fraudulento.

También concluye el informe que el 10 % de las indemnizaciones por lesiones en accidentes de circulación reclamadas podrían ser un engaño.

De acuerdo con las estimaciones divulgadas por ICEA, detrás del 1,60 % de todos los expedientes que tramitaron las aseguradoras en 2021 había un fraude, cifra superior al 1,18 % de 2020 y también más elevada que el 1,38 % de 2019.

Las entidades participantes, que reúnen una cuota de mercado del 59 %, investigaron 237.245 intentos de estafa el pasado año, 27 cada hora, que no son todos los registrados en España pero permiten sacar conclusiones, explica Unespa.

.

Invierta en La Bolsa de Valores, Mercados Bursatiles, Fondos Indexados, Criptomonedas, Acciones y muchos activos más.

Regístrate Gratis y Obtén Señales, Cursos, Asesoría personalizada y mucho más.

Regístrate y Compra Acciones de Grandes Empresas , Activos de Forex, Criptomonedas, Materias primas entre muchos Otros.